RSS Feed

Generación X.e– la solución estándar perfectamente personalizada

08.04.19

La generación X.e marca el inicio de una nueva era y redefine lo que es un producto estándar. La última fase en el desarrollo de nuestra probada y testada serie X combina las ventajas de los reductores industriales universales con una solución específica para cada Cliente. Para lograr esta combinación, hemos introducido mejoras en el hardware y en los procesos de cálculo que nos permiten cumplir con total precisión los deseos y necesidades concretas de nuestros Clientes.

La Generación X.e - eficiente. experimentada. excelente.

La nueva generación de la Serie X: La generación X.e
La nueva generación de la Serie X: La generación X.e

El número de reductores industriales de la serie X instalados en todo el mundo ha ido aumentando con los años. Al mismo tiempo, las exigencias de los sectores, y por tanto los requisitos solicitados al producto, también han aumentado.

La experiencia que nosotros y nuestros Clientes hemos acumulado durante este tiempo ha dejado una cosa clara: los productos totalmente estandarizados tendrán siempre un uso limitado porque las diferentes aplicaciones industriales tienen exigencias muy específicas.

En el pasado, la alternativa a comprar un reductor estándar era diseñar una solución a medida, completamente nueva y partiendo de cero. Sin embargo, las unidades así diseñadas requieren una inversión mucho mayor y suponen un plazo de entrega más largo, siendo ambos factores cada vez menos viables económicamente para los usuarios.

Entonces, ¿por qué no hacer de la necesidad virtud? ¿Cómo conseguir el equilibrio perfecto entre una solución estándar y un diseño hecho a medida? ¿Cómo debe funcionar hoy en día el diseño personalizado? Nuestros desarrolladores de producto se hacían estas preguntas y encontraron en la nueva Generación X.e una respuesta ingeniosa. Las mejoras en el hardware de la serie X y un sistema de cálculo completamente nuevo (incluyendo simulación), hacen que un producto estándar pueda ahora usarse como punto de partida para realizar modificaciones y ajustes muy específicos que permitan satisfacer los requisitos de los distintos Clientes y las condiciones de los entornos más diversos. Utilizando una combinación inteligente de medidas independientes y herramientas de software interconectadas para el diseño, los usuarios pueden configurar su propio reductor personalizado. Después de todo, los accionamientos industriales sólo pueden conseguir todo su potencial para la aplicación correspondiente si están optimizados muy específicamente para las exigencias en cuestión.

Por otro lado, los Clientes esperan la mejor relación calidad/precio posible y es por ello que trabajamos con nuestros Clientes para analizar detenidamente las exigencias específicas asociadas a su aplicación. Éstas incluyen:

  • Utilización del accionamiento (en caso de funcionamiento continuo bajo las condiciones especificadas)
  • Carga máxima (en caso de un perfil de recorrido irregular, arranque frecuente o bloqueo ocasional)
  • Exigencias de temperatura y del entorno (temperatura de la superficie permitida, grado de protección, nivel de ruido permitido, accesibilidad y facilidad de mantenimiento)
  • Vida de servicio mínima requerida
  • Consideración de intervalos de servicio potenciales

Las optimizaciones de hardware basadas en la serie X de reductores industriales incluyen:

  • Carcasa de piñón cónico mejorada
  • Precarga de rodamiento optimizada
  • Nivel de aceite optimizado térmicamente
  • Sistemas de sellado sin contacto
  • Tapa universal con sistema modular de ventilación
  • Topología de engranajes optimizada

Los beneficios del nuevo sistema de cálculo son claros:

  • La visualización de las dependencias ayuda en la ponderación de la necesidad de los distintos requisitos.
  • El sistema de cálculo interconectado minimiza el gasto que conllevan los cálculos y permite a los usuarios crear ofertas al más alto nivel con extremada rapidez. El software calcula la combinación ideal de características basándose en el perfil de los requisitos existentes, identificando así la solución óptima.
  • Los resultados se transmiten directamente a los procesos de planta para asegurar una cadena de información consistente desde el requisito solicitado hasta el producto terminado en montaje.
  • El Cliente recibe una solución a medida en el tiempo que se tarda en suministrar un producto estándar.